Glosario

Este glosario de términos y expresiones utilizados en esta página se irá ampliando. A continuación constan los más elementales:

Aerófono: instrumento  comúnmente denominado instrumento de viento.

Aerófono libre: donde el instrumento actúa directamente sobre el aire.

Cordófono: instrumento de cuerda.

Idiófono: según resume Moltó en su blog científico, la palabra idiófono es un neologismo ideado por Enrich von Hornbostel y Curt Sachs en su clasificación general de los instrumentos de música hace ya un siglo [1]. Desgraciadamente, el vocablo no consta en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, por lo que es necesario hacer una pequeña aclaración (parafraseando a J. Moltó, 2010, p. 72), a la espera de que decidan incluirlo. Etimológicamente, idiófono se forma de las voces griegas ΐδιος-, que significa propio, y -φωνή, que significa sonido. Ello alude a que los idiófonos tienen un sonido propio, pues usan su cuerpo como materia resonadora, y están construidos con materiales de naturaleza sonora (como el bambú, la caña vera, etcétera) que no requieren tensión adicional (como sí necesitan las cuerdas y los parches). A su vez, los idiófonos se clasifican según cómo se les haga vibrar, más la acción o el movimiento necesarios para hacerlos sonar, más su incidencia sobre el cuerpo del instrumento y sus componentes” [2].

Membranófono: instrumento de membrana o parche.

-Popular de tradición oral: alude a lo que vulgarmente acostumbra a denominarse de forma vaga y errónea folklore. Se refiere a lo que nunca se escribió y se transmitió de forma oral, y que generalmente pertenece al ámbito rural. Para ampliar información sobre la música popular de tradición oral, véase la nota al pie relativa al maestro Manzano [3]

Universal (juguete o instrumento universal): Cuando el instrumento o juguete es una constante universal, lo que significa que su origen geográfico es difícil de dilucidar con exactitud, porque está presente en innumerables culturas.

__

[1] Según Curt Sachs, “los idiófonos son instrumentos hechos de materiales naturalmente sonoros, que no necesitan de tensión adicional, como la requieren las cuerdas y los parches. los instrumentos de esta clase han recibido su forma de la acción del tañedor, por cuanto derivan de la extensión de las acciones de percutir, batir palmas, o golpear con los pies. Por lo tanto, la cuestión básica es saber cómo se ponen en vibración”, SACHS, Curt: Historia universal de los instrumentos de música, Eds. Centurión, Buenos Aires, 1947.

[2] Definición de idiófono procedente del blog Pepe Moltó. “A: Instrumentos”, en Leonor ZOZAYA (2014). Pepe Moltó. Afinaciones. Construcción de instrumentos de música y de juguetes populares de tradición oral, https://pepemolto.wordpress.com/instrumentos/

[3] En el caso de la música popular de tradición oral, dice el maestro Miguel Manzano Alonso, “[…] el término música popular de tradición oral deja claros y precisos los conceptos básicos para entender desde el principio que vamos a tratar de música popular, es decir, de canciones y músicas instrumentales que han adquirido cierta difusión entre la gente, entre ese colectivo que llamamos pueblo, y que vamos a referir a las músicas y canciones conservadas, creadas y difundidas por tradición oral, es decir, sobre la base de la memoria como único o principal soporte, sin el recurso de signos musicales escritos y leídos. Evidentemente, estas acotaciones permiten concluir que nos vamos a ocupar preferentemente, casi exclusivamente, de las músicas y canciones que integran el repertorio de los pueblos y aldeas de ámbito rural, ya que son estos núcleos de población los que han mantenido las costumbres, usos y géneros de vida seculares de las que forma parte […]”. Miguel Manzano Alonso: “Música popular de tradición oral en Madrid”, Torre de los Lujanes, 1994 (27), p. 122; todo el artículo en las páginas 121-140.

 Creative Commons License

ISSN 2530-9471